Racing Club construye vestuarios para las divisiones infantiles

Racing Club construye vestuarios para las divisiones infantiles

Cuando hay ganas se hacen cosas. Sobrados son los ejemplos en la materia y uno más que se suma a esa lista es Racing Club, que hace un par de meses inició la edificación de un sector de vestuarios destinados a las categorías infantiles, el cual se levanta detrás de uno de los arcos de la cancha auxiliar del amplio predio ubicado en calle 55 y 12. 

Por otra parte y de manera paralela, la comisión encargada de toda la organización de la edición 2021 del Torneo «Ciudad de Balcarce» se encuentra en situación de espera respecto de lo que puede llegar a ocurrir en materia sanitaria, teniendo en cuenta que de realizarse dicho certamen se llevaría a cabo en enero próximo. 

LISTO EN NOVIEMBRE

 La entidad siempre preocupada por sus divisiones menores, persigue con esta obra dotar de mayores comodidades a sus jugadores durante los entrenamientos y también a todos los que disputen partidos de la competencia liguista local o aquellos que tomen parte del «Ciudad de Balcarce». Hasta el momento no se disponía de dicho espacio y, realmente, será más que bienvenido tanto por los propios futbolistas como por los de los demás equipos que ocasionalmente visiten el lugar. 

Manuel Madrid, entrenador albiceleste e integrante de la comisión que reinstituyó el certamen que pone en juego la Copa «Javier Vallina» y se disputa durante enero de cada año con participación de equipos locales, zonales y nacionales, comentó que «la construcción comenzó a mediados de julio. Tiene un total de 75 metros cuadrados y se está haciendo un vestuario local con utilería, baños y duchas, vestuario visitante con baño y duchas y lo mismo para los árbitros. Esto les permitirá a los jugadores del fútbol infantil tener un lugar donde cambiarse, tanto en las prácticas de nuestro club como en las fechas de la Liga. Y está bueno destacar que es una construcción que empezó de cero, con fondos del Torneo ‘Ciudad de Balcarce’, estimándose que para noviembre ya estaría culminada la obra». 

OBRA Y REINVERSIÓN 

En el marco del gran esfuerzo que está llevando esta realización, se pudo conocer que cada vestuario  contará con seis duchas y sanitarios, todo hecho a nuevo. Y que hubo que efectuar una pequeña poda de ramas para buscar un espacio aéreo, dado la magnitud de la construcción.  

Lógicamente ello es motivo de satisfacción y orgullo para las huestes racinguistas, que observan claramente que toda la tarea desempeñada permite lograr un crecimiento, merced como en este caso a reinvertir las ganancias en el propio predio. 

Al respecto, Madrid dijo que «es algo que nos pone muy contentos porque la intención que tenemos al hacer el torneo es que los chicos la pasen bien. Hay que recordar que esto de rehacer el torneo surgió porque varios de los que estamos en la comisión lo hemos jugado y algunos han participado como técnicos, queríamos que los chicos vivan esa sensación de jugar el ‘Ciudad de Balcarce’ y competir con equipos de la zona y de AFA. Pero más allá de eso también está bueno que lo que queda del torneo se vuelva a reinvertir en el club y que lo sigan aprovechando los chicos, esa es la idea fundamental». 

También para más adelante se está pensando en una batería de baños para las canchas de 9 que el club posee en ese mismo lugar, sobre la calle 10, pero ello se encuentra aún en una etapa de análisis y no se sabe exactamente en qué momento se podría concretar. 

«CIUDAD DE BALCARCE» 

La aparición de la pandemia y los efectos causados han determinado, entre otros aspectos, la modificación de fechas o cancelación de muchos programas, certámenes o quehaceres específicos. En ese plano, en el horizonte cercano (enero) aparece la versión 2021 del Torneo «Ciudad de Balcarce», que estuvo un gran tiempo sin realizarse y que desde hace dos temporadas volvió a convertirse en una agradable realidad. 

El actual entrenador y miembro del grupo organizador dio a conocer que los preparativos siempre empiezan en marzo del año anterior a la edición que se está por jugar. «Este año comenzamos y justo comenzó todo esto de la pandemia y frenamos las cosas. El torneo no está suspendido ni mucho menos, pero entendemos que la situación es compleja y no nos queremos apresurar a tomar una decisión, veremos más adelante cómo se dan las cosas. Y en el caso hipotético de poder hacerlo, veremos con qué instituciones podemos contar. Generalmente tenemos participantes de distintos puntos del país, de Capital Federal, del Gran Buenos Aires y equipos de la zona, así que llegado el momento tomaremos una determinación», explicó. 

Consultado sobre si ante las circunstancias instaladas se ha barajado la posibilidad de hacer un certamen netamente regional dijo que no se plantearon esa alternativa, insistiendo en que aguardarán un tiempo más para definir. «Obviamente que siempre estamos expectantes de poder hacerlo porque creemos que es algo positivo para los chicos, para el club y también para la ciudad. Estaremos atentos a las definiciones que tomen las autoridades y en base a eso resolveremos. Pero bien es sabido que es un torneo que a nosotros nos da mucha satisfacción hacerlo y todavía no queremos apresurarnos a suspenderlo», añadió.  

VIRTUAL Y AL AIRE LIBRE  

En esta época de cuarentena, Racing al principio fue uno de los clubes que comenzó a realizar algunas acciones virtuales con los chicos de divisiones inferiores, pero se hizo difícil tener una continuidad en el tiempo y esa propuesta fue mermando, aunque en estas últimas semanas la situación se modificó con la chance de poder realizar actividades al aire libre. 

«En un primer momento y dependiendo de las diferentes edades, los «profes» fuimos realizando diversas actividades de manera virtual, algunos proponiendo juegos, otros trabajando la parte física y coordinativa, más que nada los primeros meses cuando uno desconocía cuánto iba a durar esta situación. Con el tiempo se tornó un poco difícil para los chicos, no es fácil sostener la actividad virtual durante mucho tiempo. Por suerte, hace un par de meses ya se permitieron algunas salidas y actividades al aire libre, lo que no implica que podamos entrenar en el club pero algunos chicos pueden entrenar la parte física, obviamente respetando todos los protocolos y las distancias, ya sea en el Cerro o en los lugares habilitados para tal actividad, pero sólo en la parte atlética», señaló Manuel Madrid. 

A su entender, el alejarse de la pelota tendrá un significado destacado para los chicos, pero especialmente para aquellos cuya contextura física será objeto de modificaciones por el crecimiento propio de la edad y también por otros factores que hacen a lo emocional. 

Sobre ello, mencionó lo siguiente: «vamos a ver con qué nos encontramos en un futuro, desde nuestro punto de vista para ciertas edades la merma en lo futbolístico puede llegar a ser importante, porque hay edades donde los chicos están haciendo un cambio físico y quizás se note el hecho de perder tanto tiempo de estar sin contacto con la pelota. También desde lo psicológico no estar en contacto con sus compañeros y amigos, creemos que será una situación bastante común a todos los clubes».