Rendición de cuentas: los objetivos políticos separan a oficialismo y oposición en el Concejo

Rendición de cuentas: los objetivos políticos separan a oficialismo y oposición en el Concejo

No desconoció los logros alcanzados por la administración que ejerce el intendente Esteban Reino pero por objetivos políticos y no técnicos, la oposición no acompañó con su voto la rendición de Cuentas del ejercicio 2021 de la Administración Central y del Hospital. Esa cuestión no le impidió al oficialismo lograr su cometido ya que tiene mayoría propia en ese ámbito.

La inflación, que el año pasado trepó a casi el 51% y la situación de pandemia, explicó Florencia Paccelle (Juntos), obligó al Ejecutivo a modificar sus números originales por lo que lo ejecutado se incrementó en la Administración Central en un 27,98% y en el único efector de salud en un 37,88%.

“Los objetivos iniciales se vieron alterados por los motivos indicados”, argumentó la miembro informante, quien luego detalló los logros alcanzados por la gestión de gobierno actual en múltiples áreas y destacó el acompañamiento de los contribuyentes como también la ayuda económica recibida de Provincia y Nación para la ejecución de obras y programas.

Dedicó un párrafo especial a la Agencia de Recaudación Balcarce y a su personal porque según un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera pública, Balcarce se encuentra entre los 21 municipios “selectos” de la Provincia por su “alta” transparencia.

“Esto es un logro de los vecinos. Lo que aportan vuelve en obras y servicios”, cerró diciendo Paccelle.

OTRA MIRADA

No tiene la misma mirada la oposición, que oportunamente no aprobó el proyecto de Presupuesto 2021. Y tampoco acompañó ahora la rendición de cuentas.

Eugenio Gardella (FdT) dejó en claro que la diferencia es “política”. “El Ejecutivo tiene el derecho de marcar las prioridades, que no son las nuestras”, enfatizó.

Fue muy crítico de la nula construcción de viviendas sociales y luego manifestó su preocupación por el sostenido crecimiento de la deuda no tributaria. Dijo que en 2019 era de $399 millones; de $503 millones en 2020 y el año pasado trepó a $707 millones. “Esto no habla de una buena cobranza. Aquí se está fracasando y el Ejecutivo no hace aclaraciones”, añadió.

También remarcó otras falencias de la gestión como el programa Balcarce Emprende, la falta de 22 monitoreos de suelo y en laguna "La Brava" que no se concretaron; la falta de recursos (materiales y mano de obra) en el área de Vivienda y deficiencias en materia de otras necesidades sociales.

Por último, y antes de pasar a la votación con final anunciado -12 votos por la afirmativa y 6 por la negativa-, Gardella pidió que para el proyecto de presupuesto 2023 se incluya una partida para construcción de viviendas sociales.