Una rifa necesaria para seguir adelante

Una rifa necesaria para seguir adelante

La pandemia por el Coronavirus modificó durante el 2020 y en parte de este año la forma de trabajo en el Taller Protegido Balcarce. La imposibilidad de concurrir de los operarios por la prohibición decretada movilizó al personal de la entidad a desarrollar la tarea de confección de bolsas y sobres para continuar con el ritmo comercial y de esa manera generar ingresos que le permitan seguir sosteniéndose.

Actualmente, el gasto mensual ronda los 400 mil pesos y el ingreso que asegura la Provincia en concepto del pago de 32 becas alcanza a 86.400 pesos, a lo que se le suman aportes a través del programa de Fortalecimiento Institucional. Esa diferencia, para seguir funcionando, se genera a través de distintas acciones aunque en esta pandemia se han visto restringidas.

LA RIFA ANUAL

En este 2021, el Taller decidió lanzar la rifa anual -la 24ª edición- ante la imperiosa necesidad de obtener recursos que aseguren la continuidad de las actividades en la sede de avenida Cereijo y calle 30. El sorteo final será el 30 de diciembre y el primer premio es un automóvil cero kilómetro Fiat Cronos Drive, cuatro puertas. Además habrá sorteos mensuales por órdenes de compra por un valor de 20 mil pesos. El valor de cada boleta, que ya puede adquirirse, es de 500 pesos.

El presidente de la entidad, Luis Mucci, consideró que el ingreso por la venta de la rifa es fundamental para afrontar los gastos que demanda el funcionamiento del Taller. Y no dejó pasar por alto un hecho fundamental como lo fue y lo es la tarea que desarrolla el personal de la entidad bajo la dirección de Susana Testa. "Todo el material que se ha vendido en este último tiempo fue confeccionado por el personal debido a que no podían asistir los operarios", señaló.

A su lado, Testa reconoció que "los operarios arrancaron en marzo a trabajar, en burbujas de un máximo de seis para evitar contagios. Pero luego dejaron de hacerlo así que nosotras hacemos lo que podemos".

Admitió luego que la rifa es necesaria "porque a través de ese ingreso económico podemos seguir trabajando. Hay mucho esfuerzo detrás de todo esto y cada día se complica más. Por eso apelamos en esta oportunidad, una vez más, a que la comunidad nos acompañe adquiriendo la rifa".

Por último, Mucci expresó su agradecimiento a los vendedores que se comprometieron "a darnos una mano importante" y a las empresas que nos respaldan.