«La pandemia complicó todo»

«La pandemia complicó todo»

Hoy, hace exactamente un año, cerca del 60 por ciento del electorado balcarceño le renovó la confianza a Esteban Reino para seguir gestionando en la Comuna por otros cuatro años. Los números indicaron que reafirmó su liderazgo después de su primer mandato, que tuvo un 55% de la consideración de los votantes.

No son horas nada fáciles para el Intendente, quien intenta sobreponerse al tremendo dolor que significa la pérdida de Angel, su padre, ocurrida el último viernes.

No obstante, con mucha entereza y el apoyo de la familia y amigos está de nuevo conectado con la realidad política y tratando de solucionar a diario los múltiples problemas a los que debe enfrentarse en tiempos de pandemia por el Coronavirus.

La emoción

de la reelección

En un contacto telefónico mantenido con El Diario, recordó qué vivió aquel 27 de octubre de 2019 «con mucha emoción porque fue una jornada en la cual uno se da cuenta si las cosas se han hecho bien o no a partir del reconocimiento que te brinda la ciudadanía en las urnas. Fue muy lindo para todo el equipo de trabajo porque ese reconocimiento fue categórico».

Este quinto año de gestión consecutiva, que comenzó en diciembre de 2015, ha sido diferente como consecuencia de la crisis sanitaria que alteró las acciones planificadas. «Son sensaciones diferentes porque nadie tenía previsto que ocurriera una pandemia, para la cual no hay una receta mágica. Esta situación complicó todo», se sinceró. Obligó a fijar prioridades: la salud y la atención de la demanda social estuvieron y están al tope de las consideraciones a la hora de volcar recursos económicos.

Hubo readecuaciones de partidas presupuestarias, explicó Reino, «para poner todo el esfuerzo en el sistema de salud, en los controles, en la aplicación de protocolos y asistencia en materia social. El esfuerzo fue y es muy importante. Al mismo tiempo tratamos de que no se detenga la obra pública».

Este segundo mandato de Reino, a diferencia del primero, tiene la particularidad que en Nación y Provincia hay otro color político gobernando. Pero admitió que ello no ha sido escollo en su gestión más allá, claro está, de que existan diferencias ideológicas y de instrumentación de algunas políticas.

Destacó el Jefe Comunal que «nos logramos insertar rápidamente y bien (con la oposición). Hay una buena relación con dos o tres ministros como por ejemplo Gabriel Katopodis (Obras Públicas de la Nación) y Augusto Costa (Producción, Ciencia e Innovación de la Provincia). También con funcionarios de Hacienda y con el propio ministro de Salud, Daniel Gollán. De los distritos con 45 mil habitantes, Balcarce debe ser el que más respiradores recibió. Y ahora contaremos con un laboratorio de testeos regional con ayuda de Provincia y Nación. Insisto, nos supimos relacionar, trabajar en conjunto y colaborar. La convivencia es excelente»

-  Teniendo en cuenta el escenario económico y social que se está atravesando, ¿cómo observa el futuro?

- Se vivirán momentos muy duros. En lo económico, no veo siquiera una recuperación a mediano plazo. Hay muchos que se fanatizan pero veo el escenario más complicado desde 1983 a la fecha, incluso con lo ocurrido en 2001. En el caso de Balcarce, hay empresas importantes y el sector agropecuario sigue produciendo, lo cual permite generación de recursos. Pero en las grandes urbes, veo la cosa muy difícil. No creo que el Gobierno, en los tres años que le quedan, pueda hacer cosas importantes en lo económico Ojalá me equivoque

- ¿Cómo están las arcas municipales?

-  Hay una baja impresionante en la recaudación. Confiamos en que se mueva un poco la economía y podramos ir recuperando la cobrabilidad. Pero me preocupan mucho los grandes centros urbanos. Creo que quienes estamos en política debemos empezar a hablar de las autonomías municipales. Se que es algo abstracto pero hay que empezar a analizarla en la Provincia y como regionalizarla por ejemplo, permitiendo radicaciones industriales.

-¿Este 2020 es más difícil de gestionar que el comienzo de su primer mandato de gobierno municipal?

- El inicio de gestión fue durísimo, principalmente los primeros 7 ú 8 meses. Penábamos para ver si llegábamos a pagar los sueldos, además de haber recibido una deuda monstruosa. Esto es distinto porque toca más el área social, la salud y la economía. En definitiva, es un combo. Venimos, dentro de todo, llevando las cosas bien aunque hemos cometido errores. No nos da vergüenza dar marcha atrás. Estamos atravesando una pandemia mundial y nadie estaba preparado para esto.