Tras cinco años de trabajos, se inauguró la Unidad Demostrativa de Biogás

Tras cinco años de trabajos, se inauguró la Unidad Demostrativa de Biogás

La jornada de ayer no fue una más para la comunidad de Los Pinos. Entrando por el acceso principal y hacia el final del mismo se podía ver una construcción, un biodigestor o una Unidad Demostrativa de Biogás, que fue inaugurada en la localidad ante la atenta mirada de varios vecinos que formaron parte, de alguna manera, de dicho proyecto.

Para darle un tinte más formal, se izaron las banderas Nacional y de Balcarce, bajo el canto de “Aurora” y posteriormente se entonaron las estrofas del Himno Nacional.

Discursos

Posteriormente se dio inicio a los discursos. En primer término el intendente municipal, Esteban Reino, expresó “hace 6 años que arrancó este proyecto con el arquitecto Katz y esto nos entusiasmó, nos enamoró con esta propuesta que llevó mucho tiempo y tuvo muchos contratiempos como estamos acostumbrados en nuestro país. En muchas etapas parecía que no se iba a terminar y Mercedes (Echarte, investigadora dentro del proyecto) le puso todas las ganas, todo su conocimiento y la felicito y felicito a toda la comunidad de Los Pinos.

Lo charlamos antes y ésto nos tiene que hacer reflexionar y saber que es un punto de encuentro entre la ciencia, la tecnología, la innovación, la educación, el sistema productivo público y privado, la comunidad de Los Pinos y el gobierno de Balcarce. Todas estas fuerzas para tratar de lograr un objetivo común. Que va a ser en materia comunitaria uno de los primeros del país con un desarrollo importante.

Acá hay personas que han trabajado y mucho, que le dedicaron horas, pero también conocimiento científico. Estamos orgullosos de inaugurar ésto. Felicitaciones a todos los que trabajaron”.

A su turno, Gustavo Monrroy, delegado de Los Pinos, manifestó “como pinense estoy muy contento con este proyecto. Agradezco el llamado del Intendente y de Mercedes para comenzar a trabajar, a la cooperativa de Los Pinos. No tengo palabras para toda la gente pinense que colaboró con esto. El agradecimiento para todos”.

Por su parte, Adriana Andraca, de la Cooperativa de Producción, Servicios y Consumos de Los Pinos, expresó “esto comenzó en el año 2016 en distintas reuniones, luego en 2017 se le dio un tratamiento en la sociedad de fomento acerca del biogás. Allí la propuesta nos interesó y luego de reuniones se formó la cooperativa de Los Pinos.

El llegar al día de hoy, es el cumplimiento de un sueño que lo estábamos esperando hacía 5 años. Lo que queda reflejado hoy, es que cuando uno quiere lograr un objetivo hay que respetar la unión y el trabajo en grupo”.

Más adelante habló el rector de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Alfredo Lazzeretti “esto es un hecho muy importante, no sólo para la comunidad de Los Pinos, sino por el hecho del trabajo en conjunto entre distintas disciplinas, de nuestra casa de estudios de la UNMdP en conjunto con el Municipio, con el INTA, con los vecinos y la constitución de esta cooperativa para la concreción de este biodigestor.

Esto es una demostración de que cuando se quiere, se pueden llevar soluciones a la comunidad.

Se debe poner en valor los beneficios del medioambiente y es imperativo darse cuenta de que podemos estar cerca de un punto de no retorno en lo referente a los recursos. Entonces es muy necesario buscar maneras alternativas para la producción de energía y este ejemplo del biodigestor que va a producir biogás con reciclado natural, nos puede proveer de energía renovable y sustentable con el medioambiente, es algo muy trascendental e importante que nos sirve de ejemplo para trabajar juntos en energías alternativas”.

Luego fue el turno de Facundo Quiroz, director de la Estación Experimental de INTA Balcarce “estamos ante un momento muy importante. Este proyecto es un ejemplo integral de cómo tenemos que realizar las investigaciones y el desarrollo en estos tiempos. Hoy afrontamos problemas complejos, pueblos que se están vaciando. Este es un ejemplo de cómo se pueden abordar estas situaciones, interinstitucionalmente, interdisciplinariamente. Ese es el mensaje que quiero dar y de nuestra gestión: comprometernos con este tipo de proyectos”.

Seguidamente, Horacio Berger, director del Centro Regional Buenos Aires Sur de INTA, opinó “el biodigestor constituye un hito importante por dos aspectos: en primer lugar por el desarrollo científico, tecnológico y los aportes a la sustentabilidad de las comunidades y los recursos naturales y por otro lado, en cuanto a los aspectos organizativos, el trabajo en red y como se puede trabajar y gestionar en conjunto. En ese sentido hay que destacar el rol de la comunidad de Los Pinos por cómo se involucró en este proceso junto a Mercedes (Echarte) con su visión, compromiso y liderazgo que hizo que puedan coordinar y catalizar esto”.

Por último Mercedes Echarte, pieza fundamental de este proyecto, investigadora de INTA y del CONICET, expresó “empezó esto en un laboratorio que recién comenzaba a trabajar, el de Biomasa y Bioenergía. No soy solo yo, sino un gran equipo y simplemente yo era la cara. Los Pinos es un pueblo de alrededor de 300 habitantes, 200 casas, que tiene una red eléctrica que es costosa para el proveedor de la electricidad y que para Los Pinos es inestable. A través de un taller de ordenamiento territorial, los vecinos expresaron su preocupación por la contaminación ambiental que generaba la cría y producción de animales y ya en el 2013 se propuso la instalación de un biodigestor.

A partir de allí arrancó el proyecto. Nosotros conocíamos la tecnología que permitía transformar un residuo con materia orgánica en productos valiosos. Y vimos un valor en esos residuos y Los Pinos tiene mucho valor.

Después de distintas reuniones, el Intendente Municipal entendió que Los Pinos era el lugar indicado para llevar adelante este tipo de proyectos. Nosotros pretendíamos transformar un residuo contaminante en energía que podía usar la propia comunidad.

A raíz de eso, le comentamos esta idea a Gustavo Monrroy, el delegado, porque no queríamos hablar sobre el proyecto hasta que no estuviese subsidiado. También se sumaron grupos de Economía Social de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales que nos dieron una gran mano para tratar de compatibilizar nuestra idea, con la organización social y los vecinos. Ahí nos convertimos en un grupo en el que cualquier frontera se desdibujó, éramos un equipo con un objetivo en común, la mejora en la calidad de vida de los vecinos de Los Pinos.

Hoy lo que inauguramos es que el proyecto empieza, lo que terminamos es la construcción de una semilla que ahora hay que regar”, concluyó.